Centro de vida asistida The Broadmoor


La iglesia Episcopal el Santo Consolador está ubicada en medio de un vecindario con gran diversidad; hay fabricas, negocios de suministros, tiendas minoristas, restaurantes de comida rápida, complejos de departamentos y comunidades residenciales. También disfrutamos de un lugar seguro para centros de retiro y vida asistida, albergando tanto a adultos mayores que aún se valen por sí mismos como a aquellos adultos mayores que necesitan de cuidados especializados de enfermería y centros de memoria para quienes sufren de demencia o padecimientos similares.

Nuestro rector, Jimmy Abbott y yo decidimos ofrecer a estos centros de vida asistida un servicio de oración, ya fuera los sábados o domingos por la mañana. Presentamos una solicitud para contar con una subvención que nos permitiera desarrollar algo especial, a manera de carta de presentación introductoria para cada ubicación. Nos fue otorgado dicho apoyo económico, y diseñamos un póster con la ayuda de una agencia publicitaria, ese póster ha sido muy eficaz.

Yo he trabajado en uno de los centros de vida asistida con nuestro diácono Bob Horner, quien es parte de la iglesia Episcopal Trinidad en The Woodlands. Se trata del centro de vida asistida “The Forum,” así que tenía algo de experiencia en cómo yo quería lograr un acercamiento con nuestros prospectos. Bob vio la necesidad de imponer manos sobre cada uno de los residentes y su reacción a ese contacto físico, a ese toque, fue evidente. Algunos no contaban con el contacto físico de nadie más que el de las enfermeras o algún ayudante que les asistía durante la hora de darse un baño.

Nuestro póster logró aceptación inmediata en The Broadmoor de Creekside en Spring, TX. Ellos tienen una hermosa capilla y nosotros logramos encontrar voluntarios que pudieran asistir personalmente a cada servicio dominical de las 10:30 a.m. Esto implicaba que tendrían que dejar de ir a la iglesia los domingos que les correspondiera hacer servicio de voluntariado. Nos preocupaba si llegaría a ser posible mantener en marcha este servicio de todos los domingos. Decidí darles libre un servicio por mes e incluí la sagrada comunión para los residentes.

Como toda preocupación, cuando se está trabajando para el Señor, ese afán desaparece con el entusiasmo de los voluntarios. Imprimimos boletines con los servicios dominicales en negritas y letra grande para que aquellos con impedimentos de la vista pudieran participar del servicio, contamos con un pianista voluntario que toca los himnos antiguos de la iglesia y a los residentes les encanta cantarlos. Se saben todas las letras de las canciones. Los voluntarios predican y comparten la Palabra, leyendo el antiguo y nuevo testamento y leen los Evangelios de la semana correspondiente según lo establecido por el “Leccionario común revisado”.

Recién acabamos de celebrar nuestros cuatro años de servicio en The Broadmoor. El voluntario original y líder, John VanCamp, es un candidato al diaconado en la escuela de ministerio IONA que sirve a nuestra diócesis. Su reemplazo, Jessica Lyn Jones, ha logrado una fabulosa transición y el número de asistentes ha incrementado.

Tomamos este modelo de servicio y sumamos dos centros de vida asistida más, estos del grupo Brookdale, cerca de la calle 1960 en Spring TX, y una unidad de memoria en Spring Village en Spring, TX. Ahora ya contamos con más de 20 voluntarios involucrados semanalmente en este servicio ministerial.

Algunas de las frases que he escuchado de parte de los que sirven como voluntarios son: "De esta misión, yo obtengo más que los pacientes mismos. Amo a estas personas. Soy muy bendecido por poder participar en este ministerio. Ahora entiendo el significado de las palabras de Jesús cuando dijo: 'Apacienten a mis ovejas' ".

Pronto comenzaremos con un nuevo ministerio en el centro de rehabilitación del norte de Houston, una unidad de apoyo y atención a la memoria en el norte de Houston y en el centro de vida asistida New Haven en Spring TX. La media de asistentes a los servicios de los sábados y domingos es de alrededor de 75 personas, incluyendo a los familiares de los pacientes que perciben su asistencia a los eventos, como su visita a la iglesia en lugar de ir a la iglesia misma. Contamos con que asisten católicos, luteranos, bautistas y judíos. 10,000 adultos mayores llegan a la edad de 65 años cada día, así que no vemos un declive en el futuro de este ministerio.

El Reverendo Bob Lowry es un diácono en la iglesia Episcopal el Santo Consolador (Holy Comforter) en Spring, TX y se graduó en el 2012 de la escuela de ministerio IONA. Está casado y trabaja medio tiempo para el Hospicio Heart to Heart como coordinador en los temas de pérdida y duelo. Dar clic aquí para mayor información acerca de los servicios que brinda el centro de vida asistida The Broadmoor.


Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.