Fe en Acción


Una joven mujer con una mochila de hidratación se acerca y pregunta, “¿Le molestaría si uso el reclinatorio? Alcancé a percibir el olor a incienso desde aquella colina y quise venir a rezar un rosario antes de mi carrera de ocho millas”. “Pero por supuesto”, le respondí y luego dirigí una sonrisa de absoluto deleite hacía otros dos clérigos que ahí estaban. El Reverendo Travis Helms, había encendido el incensario apenas una hora antes, mientras que el Reverendo Brin Bon había preparado café molido a mano con el resto de los Sabuesos del Cielo.

Lo que había comenzado con unos cuantos feligreses de la iglesia de San Mateo, en Austin (Lisa Hobbs, Brad Banister, Nicole Banister, Clark Hughes, Kelli Hughes y Carolina Watt) quienes invitaron a sus amigos a correr una carrera junto con ellos, se convirtió en una carpa de oración completa y oficialmente autorizada por Ragnar Trail Hill Country (Ragnar, carreras de relevos en áreas rurales montañosas) en Comfort, TX. Conectar intencionalmente nuestras vidas espirituales con el estilo de vida que ya llevamos en este mundo, es exactamente de lo que se trata el movimiento de Fe en Acción.

Mi profesor de divinidad de hace ya muchos años, el Dr. Ted Smith, decía que la ética no es algo de lo que uno se agarra, es más bien algo por donde uno puede ir nadando. La Fe en Acción es mucho como la ética en ese sentido. Hay días en que nos encontramos renovando, curando una carpa de oración al final de una pista de carreras y otros días nos encontramos aprendiendo a marchar y cantar himnos junto con los de a iglesia de San Santiago, en Austin al tiempo que nos desplazamos del Capitolio de Texas hacia la Universidad de Huston-Tillotson en el día de Martín Luther King. Y aún con todo esto, a cada paso, Fe en Acción va alineando nuestras intenciones espirituales con nuestras pasiones del día a día. Aquí vemos algunos otros ejemplos de las aguas por la que estamos nadando:

Mi esposa, la Reverenda Madeline Shelton (de la iglesia San Cristóbal, en Austin), ama el agua y hace algunos años cuando se encontró con una canoa de $100, fue el catalizador que necesitábamos para intentar dar la comunión durante el oficio en canoa (Canoecharist), práctica que están tan de moda entre los jóvenes feligreses de la Iglesia Catedral de Cristo en Houston. Ahora, ya con cuatro canoas, vemos a grupos de hasta veinte personas por cada oficio en canoa y cantidades de sonrisas de parte de la gente que camina alrededor de Town Lake.

A los Reverendos Brin Bon, David Peters, Shannon Preston y a mi nos encanta correr, así que después de un exitoso día de cenizas por el sendero de ciclismo y caminata, decidimos que seguiríamos orando y reuniéndonos cada semana en los alrededores de Town Lake. Feligreses, caminantes de paso, estudiantes de la preparatoria de Austin y caninos van y vienen pero, cada semana alguien se lleva una dosis extra del Espíritu Santo durante sus paseos matutinos.

Mientras comía con unas feligreses de la iglesia San Mateo, Anne Webster y Stephanie Koller, me enteré del Campamento Gladiador, una organización basada en el fomento a las aptitudes físicas que está haciendo labor por continuar con el crecimiento de su comunidad (Campamento Victoria). Después de un par de burpees ya habíamos entablado una relación quid pro quo — en donde ellos se encontrarían usando el lote de estacionamiento de la iglesia San Mateo para sus campamentos a cambio de brindar ayuda con la instalación de pistas de carreras de obstáculos para nuestras jóvenes familias, además de ofrecer apoyo con nuestra primera Feria Anual de fomento al Bienestar (con más ferias por venir) para la comunidad de Northwest Hills. Uno de sus vicepresidentes, Brandon Brickley, hasta asistió a nuestra ‘hora de formación para adultos’ para compartir su historia de cómo la fe, el fomento de las aptitudes físicas y la comunidad le ayudaron a sobrellevar el asesinato de su familia.

Y las conexiones siguen extendiéndose: Tough Mudders con el compañerismo Episcopal de veteranos de guerra; Spartan Races con los Reverendos Sean Steele y Micah Jackson; campamentos para familias patrocinados por la iglesia y dirigidos por los Banisters en los parques del estado de Texas y eucaristías reflexivas mensuales seguidas por clases de la comunidad de yoga, en le salón de entretenimiento y aptitudes físicas de la iglesia San Mateo.

El personal de la iglesia San Mateo funge como el eje central para que se den estas conexiones de Fe en Acción. Los miembros del clero—Los Reverendos Merrill Wade, Travis Helms y Christian Hawley—animan, fortalecen y entrenan al laicado para que comiencen sus propios pequeños grupos y organicen sus propios eventos, mientras nuestra directora de comunicaciones, Christine Havens, mantiene a la feligresía y al resto de la comunidad informada de las actividades, a través de medios de comunicación social y la pagina de Internet. El gerente de negocios, Chris Schumacher, Sexton, José Prada y los empleados administrativos, Margaret Carpenter y Mickie Duna, agendan, limpian y dan mantenimiento a nuestro campus de siete acres para que éste se encuentre en óptimas condiciones de uso.

El Espíritu se mueve hacia donde lo desea, y aquellos de nosotros quienes participamos en Fe en Acción, nos divertimos viendo lo mucho que se está moviendo entre las comunidades que nos rodean.

El Reverendo Christian Shelton Hawley es el rector asociado de la Iglesia Episcopal San Mateo en Austin, TX. Aparte de las actividades parroquiales que desempeña, él pasa mucho tiempo con veteranos de guerra, corredores de carreras, conservacionistas, escaladores y su compañera de actividades, la Reverenda Madeline Shelton Hawley. Mayor información acerca del movimiento Fe en Acción puede ser encontrada dando clic aquí.


Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Blogger - White Circle
  • Instagram - White Circle

 © 2015 Amplified Church ALL RIGHTS RESERVED.