La Comunicad SoCo de Austin

Servicio de la iglesia de Pascua

La idea de la Comunicad Episcopal SoCo tuvo sus inicios en el 2014 como respuesta a una pregunta; ¿Qué tipo de comunidad de fe sería atractiva para la gente que vive en los vecindarios aledaños a South Congress Av. en Austin, Texas? Comencé a tener reuniones individuales con bastantes miembros de la comunidad y empecé a hacerme la pregunta una y otra vez. Al cabo de cada reunión de 30 minutos, siempre me preguntaba, ¿con quién más deberé estar hablando?

Lo que encontré fue que sólo 3 de entre 30 o más personas con las que me reuní, participaban de manera activa en la congregación existente. Para el resto, escuché que la idea de intentar formar parte de una comunidad establecida de la iglesia, les parecía demasiado. Muchas reglas establecidas y no mucha formalidad, muy difícil conocer a la gente realmente, era como mucho teatro, demasiado tiempo, dinero y esfuerzo invertidos en un edificio y personal en lugar de buscar conocer y trabajar con los vecinos, especialmente aquellos que están pasando por alguna pena o necesidad.

Mucha de la gente con la que me reuní, habló de cómo no habían asistido a la iglesia en un muy largo periodo de tiempo porque habían sido lastimados por la iglesia o se les había hecho sentir como que no eran bienvenidos por una u otra razón. Otros, muchos de ellos entre los 30 y 40 años de edad, nunca habían tenido una experiencia real con la iglesia ya fuera de niños o como adultos, con excepción de las versiones limitadas y poco cercanas del Cristianismo que llegaron a ver en la televisión o escucharon por el radio. Pero aún con todo eso, casi todos los vecinos con los que hablé expresaron algo de curiosidad con respecto a Dios, aún cuando me dijeron que no eran del todo religiosos. Me dijeron que les gustaría tener una comunidad real, en la cual pudieran compartir abiertamente con otros, hablar de Dios y cosas significativas, y tomar acciones colectivas y concretas para ayudar y trabajar con aquellos en necesidad. De mis conversaciones, varias parejas con niños, expresaron el deseo de que sus hijos formaran parte de una comunidad en la fe, en la que se procuraran los unos por los otros, para que sus hijos pudieran aprender lo suficiente y con ello pudieran tomar decisiones por si mismos con respecto a Dios y a la iglesia.

Basado en todo lo que aprendí después de hablar con los vecinos y trabajar con mi esposa Minerva, nuestros hijos y otros miembros de nuestra familia; la Comunidad Episcopal SoCo dio inicio a servicios semanales, los domingos a las 11 a.m. desde enero del 2015. En agosto del 2015, comenzamos con servicios, grupos de discusión y horas de cafecito en la cafetería de la escuela primaria Travis Heights.

Seguimos reuniéndonos en la escuela, y hoy en día 25 de cada 30 personas participan en el típico servicio comunitario semanal de los domingos. Tenemos de 5 a 10 niños y adolescentes participando en cada servicio, así como de 3 a 4 personas de la tercera edad. Aproximadamente ⅓ de la comunidad se identifica como hispana y el resto se identifica como de etnia blanca. Cerca de la ½ de nuestros congregantes caminan a los servicios del domingo, y hasta llegan a traer a sus perros con ellos. Nuestra congregación ya ha bautizado a 6 niños hasta el día de hoy.

Nuestros servicios dominicales son informales pero tradicionales. Celebramos la eucaristía casi todos los domingos con excepción de cuando el padre no está disponible, entonces un miembro de la comunidad nos dirige en oración matutina. Por ambas razones, ambientales y restricciones de tiempo, adoramos haciendo uso de libros de oración común, himnarios y un cancionero suplementario.

Algunos de los miembros de la comunidad ahora traen sus guitarras y otros instrumentos para hacer acompañamiento a nuestros cantos, aunque también acostumbramos a cantar sin instrumentos cuando los músicos no están disponibles. Asignamos lectores, intercesores, edecanes y otros ministerios al tiempo que va entrando la gente por la puerta los domingos, con frecuencia invitamos a los niños y nuevos miembros a participar.

Después del servicio dominical, nos reunimos para discusiones multi-generacionales de fe, actividades o simplemente para pasar tiempo unos con otros, esto dependiendo de la época del año. Durante la Cuaresma, nos reunimos los miércoles por la tarde para el estudio de algún libro para adultos y cena familiar.

Además de la adoración y educación Cristiana, hemos hecho una prioridad el involucrarnos como comunidad, en actos de caridad y justicia por lo menos una vez al mes. Hemos trabajado juntos en otoño y primavera en los días de embellecimiento para la escuela que nos acoge, también hemos patrocinado y provisto personal de apoyo para una cabina fotográfica durante la kermés de otoño para recaudar fondos para la escuela.

Dos veces al año, los adultos y niños de nuestra congregación brindan apoyo, una comida y servicio de adoración en el Centro Trinidad para los indigentes. Nuestra congregación también es un miembro activo de Austin Interfaith, una coalición de congregaciones religiosas, escuelas y organizaciones laborales que trabajan de manera conjunta para atender problemas que afectan el bienestar de las familias y vecindarios de nuestra comunidad.

Comunidades pequeñas, orientadas a vecindario como lo es la Comunicad Episcopal SoCo, son una manera efectiva de involucrarse con gente que tiene curiosidad por Dios pero que están desconectados de cualquier comunidad religiosa. Tales comunidades pueden ser conformadas a la medida de las necesidades actuales, en formas que las iglesias con un mayor auge geográfico no pueden lograr. Estas primeras pueden experimentar, fallar e innovar sin alienar a los miembros existentes ya establecidos de la congregación.

El tamaño pequeño de una comunidad con base en vecindarios, también provee varias oportunidades para el liderazgo, las relaciones estrechas y la creatividad desde el primer momento en que alguien se hace partícipe del grupo, con ello incrementando las posibilidades de un involucramiento real. De esta manera, las comunidades misioneras pueden ser únicas, íntimas, creadas por si mismas y escuelas enfocadas para aprender a cómo seguir a Jesús.

Haga clic aquí para obtener más información sobre la Comunidad Episcopal SoCo.


Recent Posts
Archive
Search By Tags
No tags yet.